DE TEMPERLEY AL MUNDO

EL JUVENIL “GASOLERO” QUE FUE CONVOCADO PARA JUGAR LAS ELIMINATORIAS: LEON MORIMOTO

Foto: Temperley

Leon Morimoto dejo las playas paradisiacas de Hawái para cumplir su sueño de jugar al fútbol en nuestro país. De padres japoneses, a los 14 años le llegó la oportunidad cuando un representante lo vio jugar en Strykcer FC, el club máss importante de Guam, una pequeña isla perteneciente a Estados Unidos en Micronesia, en el Pacífico Oriental, y donde paso buena parte de su infancia.

León unió los 12.000 kilómetros para probarse en Independiente, donde después de verlo lo sumaron a las inferiores. Luego de un año y de quedar libre, comenzó su aventura en Temperley. Desde entonces vive en la pensión de la institución, donde tuvo que sobrellevar la cuarentena del año pasado. Fue ascendido a la primera división de la mano de Walter Perazzo, logrando entrenar durante varios meses con el plantel principal.

Hincha de Vélez, su sueño es jugar en el club de Liniers, aunque aclara que esta feliz en Temperley y “sería hermoso lograr cosas grandes con el club que me dio un techo y la oportunidad de cumplir mi sueño. Lo del Fortín es una ilusión de más adelante”.

Su carrera llego a un punto alto el último mes, cuando fue convocado para formar parte de la selección de Guam de cara a las Eliminatorias para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.
El lateral izquierdo de 19 años está en la lista de 32 jugadores y fue titular en la derrota 7 a 0 ante China. Según el ranking de la FIFA, actualmente ocupa el puesto 198° de selecciones, lo que lo marca como una de las más débiles del mundo. Guam llegó a la fase 2 dejando en el camino a Bután, con quien había perdido la ida 1 a 0, pero de local lo goleó 5 a 0 a mediados de 2019. Sin embargo, ya no tiene chances de clasificar al Mundial, luego de perder los seis partidos que jugó hasta ahora en el grupo A: 0-1 y 1-3 con Maldivas, 1-4 ante Filipinas, 0-7 contra China de local y de visitante, y 0-4 frente a Siria. Todavía Morimoto tiene la oportunidad de jugar dos encuentros más con su selección, cuando visite a Filipinas el próximo jueves y el viernes 11, de local, ante Siria.

Con apenas 19 años, sus desafíos demuestran el amor por este deporte. Esperando su debut con el “gasolero”, será un jugador a seguir en nuestro querido ascenso.