EL PIRATA METIÓ EL GARFIO PARA ELIMINAR AL SOJERO

BELGRANO DE CÓRDOBA PEGÓ EN LOS FINALES DE AMBOS TIEMPOS Y AHOGÓ TODAS LAS POSIBILIDADES DE AGROPECUARIO PARA CLASIFICAR AL REDUCIDO

Foto: La Voz

Si había un equipo que tenía la obligación de ganar y seguir soñando, era Agropecuario. El local debía vencer al Pirata cordobés para llegar con chances de clasificarse al reducido en la última fecha, peleando con Quilmes y Almirante Brown. Pero gracias a los goles de Pablo Vegetti, Belgrano le ganó a domicilio por 2 a 1 al Agro y anuló todas chances del conjunto de Carlos Casares. El gol del empate fue polémico, ya que le pegó con la mano.

El equipo de Manuel Fernández llegaba al encuentro con la cabeza soñadora de ir a la última fecha a buscar el ingreso a las instancias finales del torneo. Obviamente que no dependía solamente del Agro, ya que la derrota en Tucumán lo dejó pendiendo de un hilo, tenía que ganar y luego esperar otros resultados. Pero ahora chocó con el equipo de Guillermo Farré, que llegaba con un victoria, dejando atrás una mini racha negativa de resultados. Además de los problemas entre algunos jugadores y la afición del Pirata cordobés por el flojo e irregular rendimiento del equipo en este torneo.

Agropecuario fue a buscar el partido desde el arranque. Abrió el marcador rápidamente en menos de cinco minutos. La defensa celeste arrancó dormida. Un centro cruzado al área que llegó posteriormente de un córner rechazado, la agarró estática y por el segundo palo apareció Juan Ignacio Díaz, que con un remate defectuoso de derecha logró adelantar al local. Parecía que el Sojero lo pasaba por encima a un tímido Belgrano, que no encontraba su rumbo en el partido.

Con el correr del tiempo, se vio a un Agropecuario aplanarse y acomodarse con el resultado. Esa fue la oportunidad ideal para que Belgrano despierte, gane terreno en la mitad de la cancha y se adelante en campo rival, con escasez de juego llegó al empate con polémica. Fabián Bordagaray metió un centro rasante que fue interceptado por el defensor Nicolás Dematei, pero el rechazo le quedó corto y la pelota fue impulsada por el brazo de Pablo Vegetti que en el área chica convirtió el 1-1 parcial. La interpretación del árbitro, Carlos Gariano, fue que el balón tocó el hombro. El autor del empate, les dedicó irónicamente el gol, acompañado de algún insulto, a los “allegados” del Pirata que estaban cantando en contra de los jugadores.

El local sintió el golpe, además de sentirse estafado por la forma en la que llegó el empate, le costó ponerse en partido nuevamente. El partido se hizo parejo en la segunda parte, hasta el minuto 25. Porque fue el momento en el que Agropecuario se estabilizó y volvió a la carga por ponerse en ventaja. Tuvo muchas llegadas al área con pelota dominada, pero muy pocos remates al arco y acciones exigentes para el arquero Nahuel Losada. El Agro tuvo la aparición de Gonzalo Ríos, quien tuvo sus momentos de importancia, pero no bastó para que su equipo se ponga arriba en el marcador.

De los pocos ataques que tuvo Belgrano en el segundo tiempo, uno fue el golpe de gracia en el partido. Un contragolpe que aprovechó en el minuto 44 del partido, cuando el conjunto de Fernández se encontraba plasmado en ataque en busca de la victoria. Juan Gómez tocó de primera hacía al medio para Bruno Zapelli, quien habilitó a Vegetti y el delantero pirata le rompió el arco a Darío Sand y convirtió el 2-1 final. En un vendaval de minutos en cada final de los dos tiempos, Belgrano logró quedarse con la victoria y apagó el sueño del Sojero.

Con estos tres puntos, Belgrano de Córdoba quedó en el quinto lugar con 52 puntos a cuatro del reducido. Agropecuario quedó sexto con 50 y finalizó su anhelo de pelear un lugar entre los cuatro mejores de la Zona A.

Para cerrar el certamen, Belgrano recibirá a Quilmes en Alberdi y Agropecuario le tocará visitar a Deportivo Riestra. Ambos partidos serán el día 15 de noviembre a las 19:10 por la fecha 34.



Mira todos los partidos en nuestras plataformas de streaming:

EN VIVO POR YOUTUBE Y FACEBOOK

¡Prepara tu picada y dale play!


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.