DE FERRO A BOCA A CAMBIO DE TABLONES DE MADERA

ARCADIO JULIO LÓPEZ Y SU PARTICULARIDAD LLEGADA AL XENEIZE

FOTO: Historia de Boca

En 1938, Boca Juniors se interiorizó en un jugador de Ferro: Arcadio Julio López. El gran half derecho había regresado de su préstamo de Flamengo de Brasil, y la dirigencia del elenco de Caballito lo cotizó en 25 mil pesos.

En unas horas de reunión, San Lorenzo y el “Xeneize” se disputaban al defensor, siendo este último quien lo terminó contratando.


La transferencia se cerró a través de un acuerdo único entre dos clubes. La particularidad de esta operación fue que el equipo de la Rivera no puso plata para llevarse al jugador, sino que le pagó con una tribuna de madera y 410 sillas-plateas.

En el “Verdolaga“, esta transferencia fue catalogada como: “Un negociado positivamente brillante para nuestra institución”

Camilo Cichero, Presidente de Boca de ese entonces, presentó la propuesta ya que la vieja cancha del “Xeneize” no iba a ser utilizada. Estos tablones de madera le sirvieron a los de Caballito para ampliar su estadio a 45 mil personas, lugar donde fue local el equipo azul y oro entre los años 1938 y 1939, ya que La Bombonera estaba en construcción.

Así fue como, el 7 de febrero de 1938, Arcadio Julio López se convirtió en nuevo jugador de Boca. López disputó 62 partidos, de los cuales obtuvo 33 victorias, 17 derrotas y 12 empates. Además, consiguió dos títulos. El Campeonato de la Primera División de 1940 y la Copa Ibarguren, también en ese año. Además, el defensor lateral participó en el Mundial 1934, con la camiseta de la Selección Argentina.

En 2006, el Gobierno prohibió las tribunas de madera en los estadios de Buenos Aires, por lo que, unos años más tarde, Ferro sacó los tablones y, en 2017, fueron repatriados por Boca Juniors.