EL EQUIPO DE ZONA SUR SE SIGUE ALEJANDO DE LOS PUESTOS DE REDUCIDO

FOTO: QUILMESCLUB

Quilmes llegó a su tercer partido sin conocer la victoria y se aleja de los objetivos que tiene la institución. La llegada de Walter Coyette a la club del sur, le había dado una bocanada de aire fresco al equipo, con ganas de seguir luchando, pero la nueva derrota, esta vez frente a All Boys, lo ubica lejos de los puestos de ascenso.


El sábado por la tarde, el Cervecero visitó el Estadio Islas Malvinas con la ilusión de de pelearle de igual a igual a uno de los protagonistas de la Primera Nacional. El partido fue trabado como de costumbre hasta el punto que faltando pocos minutos para que termine el encuentro iba a ser un empate, luego del gol de Matías Cortave a los 36 minutos del complemento. Pero apareció Tomás Oneto y Martín Comachi desde el banco de suplente para liquidar el partido y dejando una derrota en la visita.

El camino de Quilmes a lo largo del campeonato fue muy irregular, a tal punto que se podría comparar con una montaña rusa. Muchas bajadas y subidas tuvo el club a lo largo del torneo. Las primeras diez fechas ganó dos, empató seis y perdió dos obteniendo un total de 12 en 30 puntos en juego, números que no están a la altura de la institución ni del plantel que hay en este momento.

La victoria frente a San Martín de Tucumán por la Copa Argentina en abril, fue la chispa que necesitaba el plantel y el cuerpo técnico para lograr encadenar tres victorias consecutivas hasta la fecha 15. Pero las derrotas frente a Estudiantes de Bs. As., Atlanta y San Martín (SJ) dejaron a otro entrenador de la Primera Nacional sin entrenador.

El próximo sábado desde las 20:10, el Cervecero espera la visita de Güemes (SdE) con la ilusión de cortar esta mala racha que vive y comenzar a pensar en los puestos de reducido.